Skip to content

Estrategia de contenidos o content marketing para ser más visible

estrategia de contenidos

Si tienes una empresa y quieres conseguir un espacio en el entorno online, es imprescindible diseñar y llevar a cabo una estrategia y auditoria de contenidos. Tiene que ser fundamental dentro de tu metodología de marketing digital. Y emplearla para mostrar al mundo quién eres, localizar a tu público, y ofrecerle un valor que pueda ser interesante para que se acerque a tu marca y, por extensión, a tus productos.

1. ¿Qué es una estrategia de contenidos?

Vamos a empezar por lo básico. Una estrategia de content marketing consiste, a grandes rasgos, en definir qué temas se van a tratar, con qué grado de profundidad o de qué forma, y a quiénes se va a dirigir. Ahora bien, este esquema puede ser mucho más complejo y profundo. Te lo explicamos.

Una estrategia es, principalmente una idea que produce algún tipo de diferenciación. En este sentido, las marcas, en su trabajo a largo plazo, tienen que trabajar con un pensamiento estratégico para determinar de qué forma se van a posicionar en el mercado.

Una estrategia, por ejemplo, puede ser la de buscar un target muy definido, y ofrecerle un contenido concreto para dirigir su atención. Otra estrategia puede ser la de apostar por un contenido con engagement para que la comunidad de tu marca se consolide y, por extensión, termine consumiendo más. Como ves, se puede plantear de diferentes maneras. En cualquier caso, dependerá de tu situación de partida y de los objetivos que te hayas marcado.

1.1 ¿Cómo se puede gestionar un plan de content marketing? Vamos con algunos pasos.

1.1.1 Tener claro el objetivo

¿Para qué vas a crear contenido? ¿Buscas incrementar tus ventas? ¿Quieres atraer tráfico? ¿Será parte de tu estrategia de inbound marketing? Todas estas posibilidades pueden funcionar perfectamente. Por ejemplo: según las estadísticas aportadas por SemRush, el tráfico de tu web puede crecer hasta un 55% si diseñas un plan efectivo de contenidos.

Puedes tener diferentes objetivos. Vender más, producir comunidad, atraer nuevos clientes, ofrecer información fiable a tus seguidores… Determinar esto te ayudará a saber qué tipo de plan tienes que realizar.

1.1.2 Define tu público

Es fundamental para saber cómo acercarte a ellos. Define tu lenguaje y, más importante aún, las redes o los medios por los que vas a producir esos contenidos. No es lo mismo generar una estrategia en Tik Tok (muy enfocada, por ejemplo, en un público especialmente joven) que escribir artículos especializados para tu web. Por lo tanto, una vez sepas a quién vas a hablarle, será sencillo ver qué canales son los más oportunos para iniciar la comunicación con tu público, como veremos más adelante.

1.1.3 Marca las líneas narrativas

Esto es parte de lo más difícil. Busca las ideas o los diferentes temas que vayas a tratar. Lo ideal es que no sobrepases las 3 o 4 ramas narrativas. Eso sí, haz que se amolden bien tanto a los objetivos que persigues como al público al que te estás dirigiendo. Y sobre todo que sea relevante y que aporte valor.

Con todo, estos son los elementos básicos que tienes que pensar en un primer momento. El desarrollo y el planning, como te explicaremos a continuación, tienen que ser más complejos y detallados.

1.2 Pasos para un content marketing exitoso

Estos son los elementos que tienes que cumplir:

1.2.1 Análisis del entorno y de las oportunidades

Esto quiere decir, observa de cerca tu competencia y trata de buscar un hueco para que tus contenidos tengan un valor diferencial con respecto al resto de empresas.

Por ejemplo, dentro de tu sector habrá muchas otras empresas que estén ofreciendo contenidos e información interesante a sus consumidores, atendiendo siempre a los objetivos que se hayan marcado. ¿Cómo puedes tratar de contrarrestar esto? Busca de qué manera diferenciar tu contenido (ya sea por los temas que elijas, la forma de tratarlos o el público al que los enfoques).

Esto no solo tiene que sostenerse de forma estructural o teórica. Trata de centrarte en aspectos concretos que puedes ir diseñando y modificando. Si tus contenidos van a incluir textos de blog, será necesario un plan de keywords que vayas a utilizar. Trata de buscar estas para ver cuáles son más fáciles de posicionar y te ofrecen un mayor marco de oportunidad.

1.2.2 Entiende a tu buyer persona

Hasta ahora solo habíamos atendido al público entendiéndolo como un target amplio. Pero es el momento de definirlo bien a tu buyer persona, hasta crear un perfil tipo del consumidor o del usuario medio al que te estás dirigiendo.

Cuanto más definido y limitado sea, mejor. Esto no solo te ayudará a entender los canales para comunicarte con tu público, también sus preocupaciones. O dicho de otra manera, qué puede esperar de ti de forma que también así sepas cómo ofrecérselo a través de tus contenidos.

También te ayudará a la hora de calendarizar tus contenidos. Por ejemplo, no es lo mismo dirigirte a un público adolescente (con las tardes libres) que a un público más adulto y de perfil trabajador (con las tardes generalmente ocupadas).

El lenguaje, las referencias culturales que añadir o el tipo de trato que puedes mantener con ellos también se empezarán a desarrollar en este nivel. De forma que, cuanta más información consigas reunir en un principio, más sencillo será generar luego pequeños aspectos de las estrategias que vayas a llevar a cabo.

1.2.3 Iniciar la creación y gestión de contenidos

Ahora viene una de las fases más delicadas y, propiamente, la que más tiempo va a llevar. Lo primero aquí es tener una serie de ideas que se puedan aplicar a tu marca y a las necesidades del momento. Es decir: de qué vas a hablar y de qué forma vas a hacerlo (canales, tiempos).

Determina una frecuencia y unos temas tratando de centrarte en los dos puntos anteriores. Es decir, analiza las necesidades y el valor que puede tener tu marca en comparación con tu competencia y examina los canales más adecuados y los horarios pertinentes para tus publicaciones.

Así podrás determinar una frecuencia a partir de la cual empezar a trabajar. Y a la vez, los diseños de anuncios o publicidades que puedes añadir si es una inversión que consideras pertinente.

El marketing automation, por ejemplo, puede servir para que muchos contenidos se publiquen a su hora y, a la vez, para crear algunos contenidos menos impactantes, pero que puedes necesitar para mantener una frecuencia de publicaciones.

También tienes que examinar el timing, la longitud de tus publicaciones y todos los aspectos formales. ¿De qué manera? Por lo general, probando, y es que, como veremos en el siguiente punto, la analítica es crucial para ir puliendo los aspectos que no terminan de funcionar.

Finalmente, lo más práctico es que siempre cuentes con una serie de contenidos en la nevera, por si acaso. Aunque la actualidad siempre vence, habrá momentos en los que no dispongas de novedades que contar. Y siempre será útil tener cosas guardadas para cuando no se te ocurran nuevos temas.

Y cabe añadir que, de todos los contenidos que hagas, se estima que un 10% tienen que ser diferentes: arriesga en esos últimos para buscar nuevos formatos que puedan gustar a tu público objetivo.

1.2.4 Analiza y reinterpreta

Este sería el último paso y el más importante. Piensa que ningún plan o estrategia va a funcionar desde el minuto uno. Siempre van a existir cosas que habrá que cambiar y la mejor manera de ver cuáles de ellas son las problemáticas, es a través de los datos.

Las estadísticas no siempre te van a ofrecer una visión clara de las cosas, no es una explicación transparente de qué ha ido bien y qué no. Será necesario que produzcas una interpretación de las mismas y que las entiendas, para que veas qué puede fallar.

Desde los horarios hasta el tono, las temáticas o las creatividades, son muchas las cosas que puedes ir modificando y entendiendo gracias a los datos. Por lo tanto, no desprecies la parte de analítica. Y sobre todo no dudes en corregir y en cambiar cosas que ya hayas producido en tus planes. Darle una segunda vuelta a las cosas siempre puede funcionar perfectamente.

Finalmente, tienes que entender que en el terreno de la comunicación y del marketing digital, siempre hay mucha innovación. Modas, contenidos virales, nuevas redes o formatos son el pan de cada día para creadores y empresas. Tienes que adaptarte a vivir en un terreno inestable en ese sentido. Para ello, no tengas miedo a los cambios ni a la innovación. Sigue pendiente de qué hace y produce tu entorno para tratar de adaptarte a lo que hagan, y en la medida de lo posible, mantener ese espíritu actual y moderno.

En conclusión, una estrategia de contenidos exige preparación, tener las ideas claras y entender bien de qué situación partes y a cuál te diriges. Pero en cualquier caso, también es importante hacerlo personal y profesional. Como ves se trata de un plan complejo. Y si necesitas ayuda para organizar tu auditoría, no tienes más que contactar con la Agencia de marketing digital nothingAD y te ayudaremos a empezar de nuevo.

blog-2
CTA
CTA description

Contáctanos