Skip to content

Qué es Growth Hacking y cómo puede ayudar a tu empresa a crecer

Imagen vectorial que es el Growth Hacking
5/5 - (1 voto)

El presupuesto que destinan las empresas para conseguir nuevos clientes, rara vez es ilimitado. Especialmente en el caso de negocios que empiezan y en startups, dicha inversión suele ser muy reducida. La solución para esto es apostar por la creatividad, expuesta en ideas que pretenden lograr los objetivos marcados, pero sin una gran inversión. Y es aquí donde el Growth Hacking puede ser la respuesta para tu compañía.

1. Qué es Growth Hacking

El Growth Hacking es un conjunto de técnicas que, aplicadas, tienen como fin generar un crecimiento rápido en ingresos, usuarios o impactos para un negocio. No obstante, todo ello debe lograrse con el mínimo gasto posible.

El concepto de Growth Hacking ha tomado mucha presencia en los últimos años debido a la explosión de las startups. Lo habitual es que estas empresas no posean grandes recursos económicos cuando comienzan su actividad. Por ello, no suelen contar con presupuesto para realizar un proyecto de Marketing Digital desarrollado.

Al mismo tiempo necesitan crecer rápido y atraer a inversores potenciales captando su interés. Y ahí es donde el Growth Hacking ayuda a estas compañías, así como a otras que no pueden permitirse grandes inversiones en marketing.

Nueva llamada a la acción

2. Características del Growth Hacking

Definido qué es el Growth Hacking, veamos ahora cuáles son las características principales que lo acompañan.

2.1 Creatividad

Los profesionales de esta técnica, los Growth hackers, usan su ingenio para hacer que los negocios crezcan con pocos recursos.

Por ello, la creatividad es el principal fuerte a explotar, ya que con esta se pueden llegar a desarrollar exitosas campañas de marketing sin un gran presupuesto.

Dichas campañas deben estar adaptadas a las tendencias actuales, siendo aplicadas con agudeza.

2.2 Análisis

Para los expertos del Growth Hacking es esencial realizar un análisis de mercado y de todos los resultados de las acciones que realizan con detalle.

Esto es esencial debido a que la escasez de recursos no da grandes márgenes para cambios y hay que centrarse solo en aquellos factores que de verdad sean importantes.

2.3 Curiosidad

La curiosidad es otra de las características del Growth Hacking. Para desarrollarlo es fundamental descubrir por qué los usuarios reaccionan de una determinada manera dentro del mercado que interesa.

Gracias a estos estudios se pueden ir estableciendo ciertos parámetros de respuesta que dan la posibilidad de afinar mejor las campañas y acercarse más a potenciales clientes.

2.4 Flexibilidad

El Growth Hacking debe ser flexible para poder adaptarse a cualquier imprevisto que pudiese surgir sin necesidad de más inversión.

Todo ello, siempre, sin perder de vista el objetivo principal con el fin de lograr el mayor beneficio para la empresa.

3. Ventajas del Growth Hacking

El principal fin y la mayor ventaja de esta estrategia es ayudar a tu empresa a crecer. Pero, ¿por qué es beneficiosa?

3.1 Bajo coste

“Menos es más” es una máxima muy presente en la metodología Growth Hacking.

Con un buen equipo, aunque pequeño, se puede conseguir mucho sin necesidad de numerosos recursos. Especialmente si se logra el “efecto bola de nieve”.

3.2 Nuevas ideas

Otra de las ventajas del Growth Hacking es que atrae constantemente nuevas ideas para desarrollar las estrategias.

Siempre hay que buscar el darle la vuelta a todo y encontrar el factor sorpresa.

3.3 Salto rápido en usuarios

El Growth Hacking es ideal para las startups o para cualquier negocio que busque un aumento rápido en número de usuarios.

4. Cómo usar el Growth Hacking en tu estrategia de Marketing Digital

Las técnicas Growth Hacking se pueden aplicar a la estrategia de Marketing Digital de tu compañía. Para ello se desarrollan 5 fases:

4.1 Trabajar entre el producto y el mercado para que encajen

Es fundamental que, antes de invertir en el crecimiento, se invierta en el producto. Sin ello, no hay nada que hacer.

Por lo tanto, si quieres implementar el Growth Hacking, la primera fase es crear un producto que merezca la pena.

Debe de ser un elemento valioso para el público, que pueda hacerse publicidad casi a sí mismo y que los consumidores se sientan orgullosos de compartir.

4.2 Analizar el mercado

Cuando ya esté el producto listo, se realizará un análisis y se estudiarán los datos recogidos, especialmente los del consumidor.

De esta forma podremos descubrir el comportamiento de los potenciales compradores y el camino que van a seguir. Aquí se empezarán a implementar los diferentes hacks: ideas creativas para captación, trucos, etc.

Además, en esta fase es cuando se deberá empezar a hacer uso del embudo Growth Hacking.

4.2.1 ¿Qué es el embudo Growth Hacking?

Al desarrollar el Growth Hacking, el hecho de que una persona encuentre tu negocio online es tan solo el primer paso. Luego hay que nutrir a ese potencial cliente hasta que se transforme en un cliente que invierte. Este resultado no sería posible sin la implementación del embudo Growth Hacking.

También conocido como funnel, el embudo Growth Hacking es una representación visual de las etapas por las que va pasando un usuario desde que conoce una marca a través de algún canal digital, hasta que se convierte en cliente y acaba recomendándola.

El embudo Growth Hacking es conocido también por las siglas AARRR que vienen de las palabras en inglés Acquisition, Activation, Retention, Revenua y Referral.

Se trata de una herramienta perfecta para captar a esos nuevos potenciales compradores para tu empresa, incluyendo estrategias en cada fase del funnel. Los fines de cada etapa serían:

  • Acquisition (Adquisición): Elegir el canal más rentable para dar a conocer y entregar el producto o servicio al público objetivo.
  • Activation (Activación): Lograr que los usuarios compren y usen el producto.
  • Retention (Retención): Interactuar con los usuarios para crear una relación consistente y duradera.
  • Revenua (Monetización): Conseguir un crecimiento en el flujo de ingresos sostenible y visible.
  • Referral (Recomendación): Alentar a los consumidores fieles a invitar a otros para que usen tu producto.

4.3 Definición de los objetivos de crecimiento

El siguiente apartado al preguntarnos cómo usar el Growth Hacking en tu estrategia de Marketing Digital es la definición de los objetivos a alcanzar.

Previo a dar el paso al proceso estratégico y creativo como tal es necesario establecer los objetivos de crecimiento. Unos objetivos que deben ir en consonancia con los objetivos de marketing y con las metas generales de tu compañía.

Lo ideal es establecer metas pequeñas y asumibles dentro del proceso de crecimiento. Si el objetivo es muy general, abarcarlo puede implicar demasiado tiempo y tareas muy dispersas. Podemos estancarnos y no avanzar.

4.4 Proceso creativo

La siguiente fase dentro de la metodología Growth Hacking en el ámbito del marketing digital es poner en marcha la creatividad implementando las estrategias establecidas.

Para ello, como hemos dicho, hay que buscar soluciones lejos de lo común.

Uno de los ejemplos de Growth Hacking que se pueden emplear es el programa de referidos o “Member Get Member”. Consiste en ofrecer a los clientes una recompensa por recomendar el producto o servicio a un conocido y lograr que este apueste por él.

Dropbox es una de las empresas que con mayor éxito ha implementado esta estrategia. Su fin era conseguir muchos usuarios registrados en poco tiempo, así que ofrecía a sus ya usuarios espacio gratis de almacenamiento por recomendar la herramienta. Pasó de 100.000 usuarios a 4 millones en tan solo 15 meses.

4.5 Análisis de los datos

En esta práctica es importante analizar continuamente la efectividad de las acciones. Esta es la única manera de saber si se logran los objetivos y, si no es así, averiguar por qué no se han cumplido.

5. Growth Hacking e Inbound Marketing: ¿Cómo se relacionan?

El Growth Hacking y el Inbound Marketing tienen en común los objetivos y la filosofía de trabajo.

En ambos casos se busca atraer a más usuarios, convertirlos en leads y, finalmente, en clientes, a través de las técnicas más novedosas, originales y efectivas, logrando el mejor ROI.

Algunas de las técnicas Growth Hacking que podrían aplicarse dentro del Inbound Marketing son:

5.1 Elaborar invitaciones exclusivas

Las redes sociales o los blogs son canales perfectos para lanzar invitaciones exclusivas y atraer a potenciales clientes.

Por ejemplo, si tu empresa está a punto de lanzar un producto o quieres realizar una demo de tu servicio.

5.2 Potenciar las novedades de las redes sociales

Cada poco tiempo las plataformas sociales lanzan novedades. Muchas de esas novedades tienen que ver con su aspecto Business.

Explorar esos adelantos desde sus inicios para ver si pueden ser aprovechables en tu negocio es otra de las técnicas Growth Hacking a aplicar, pues puede darte una ventaja competitiva muy grande al avanzarte en su uso.

5.3 Organizar acciones de gamificación

Se trata de la creación de pequeños juegos incluidos en los productos con el objetivo de atraer a los usuarios al hacerles partícipes de los mismos o de sus novedades.

Los clientes se divierten, ganan algo y, la empresa puede aprovechar para hacerles ciertas preguntas y obtener información. Esto permitirá acercaros de forma más personalizada a vuestro público objetivo.

5.4 Viralizar el contenido

Otra de las técnicas Growth Hacking a desarrollar dentro del Inbound Marketing es la viralización de los contenidos, tomando un formato y tono diferentes.

Por ejemplo, una empresa que desarrolla una app para complementar sus servicios, podría hacer un vídeo explicativo pero con pequeños toques de humor.

5.5 Lanzar el mismo producto como si se tratase de uno nuevo

Es posible promocionar el mismo producto o este pero con una pequeña modificación a otro tipo de clientes a los que también les pudiese encajar.

De esta forma se logra crear círculos de acción más acotados. Además, mientras esos clientes piensan que has desarrollado un producto nuevo para ellos, lo que les hará sentir especiales.

Por ejemplo, una empresa podría desarrollar un software para la gestión del día a día de las clínicas veterinarias. No obstante, con un par de modificaciones, ese mismo software se podría vender también a las peluquerías y tiendas de mascotas.

5.6 Realizar Benchmarking

El Benchmarking es una estrategia que consiste en el estudio y análisis de empresas de referencia en el mismo sector en el que se mueve tu negocio, para conocer qué tácticas usan y cómo para lograr su éxito.

Investigar y aprender de los competidores es una herramienta de bajo coste a la que se le puede sacar mucho beneficio.

Visto que el Growth Hacking y el Marketing Digital pueden ir de la mano, ¿a qué esperas para ver crecer tu compañía rápidamente sin tener que invertir tanto en ello? Eso sí, para lograrlo, detrás de las estrategias deben estar profesionales del sector que puedan sacarles el máximo partido. No dudes en contactar con nothingAD, agencia de Marketing Digital, para ello.

CTA
CTA description

Contáctanos