Skip to content

Benchmarking: Qué es y qué ventajas aporta en la estrategia de tu empresa

Benchmarking que es y sus ventajas
5/5 - (2 votos)

Si deseas que tu empresa avance, es esencial que estés al tanto de todas las estrategias que está llevando a cabo la competencia para posicionarse ventajosamente. Para ello existe el benchmarking, un tipo de evaluación que te permitirá visualizar mejor qué procesos se están ejecutando a tu alrededor para implementarlos en tu compañía.

1. Qué es benchmarking

El benchmarking se trata de un desarrollo de estudio profundo en el cual se toman como referencia los servicios, procesos de trabajos y productos de tu competencia.  Al hacerlo se pueden comparar estos mismos aspectos con los de tu negocio y mejorarlos, con una implementación renovada.

No obstante, es fundamental entender que el fin no es copiar lo que hacen los líderes de tu sector. Se trata de aprender de sus procesos para poder adaptarlos a tu marca.

Nueva llamada a la acción

2. Características y ventajas del benchmarking

Aunque hay muchos detalles que podrían definir lo que es el benchmarking, hay tres características fundamentales que lo definen:

  • Posee fines objetivos. Este se construye en base a reglas objetivas. Eso significa que para su desarrollo tiene que haber una razón concreta.
  • Lleva un análisis continuo de las tendencias en función de los referentes del mercado. Estos sirven como guía para mejorar el proceso propio.
  • Se orienta a las buenas prácticas. No tiene como propósito plagiar, sino dirigir sus fines a la mejora de las prácticas empresariales. Agrega eficiencia a la compañía y amplía el conocimiento sobre su funcionamiento.

Además de estas características, es importante aclarar las ventajas de benchmarking para tu empresa.

2.1 Fomenta la cultura de la evolución empresarial

El futuro de las empresas que no evolucionan ni hacen nada por progresar suele tambalearse.

La cultura de cambio hace que las compañías se mantengan en un aprendizaje continuo y que siempre adquieran nuevos conocimientos en beneficio de su productividad.

2.2 Establece un cambio de paradigma

Otra de las ventajas del benchmarking es poder demostrar que los procesos internos de una empresa se pueden mejorar.

Estancarse y negarse al cambio solo traerá procesos dañinos y círculos viciosos que, a la larga, acabarán por repercutir en la productividad de forma negativa.

2.3 Sitúa a la empresa en el mercado

Cuando se analiza a la competencia es posible tener una visión mucho más clara de dónde se encuentra una compañía en relación a sus competidores.

2.4 Crea cultura de cooperación

Gracias al benchmarking se puede ver a otras empresas similares como una oportunidad de aprendizaje y no solo como a rivales.

Con esta cultura es con la que se lleva a buen fin el adaptar los modelos y procesos que funcionan de otros en tu compañía.

2.5 Se trata de una práctica económica eficiente

Es cierto que llevar a cabo este estudio requiere de tiempo. Sin embargo, no implica grandes gastos económicos y esa es otra de las grandes ventajas del benchmarking.

2.6 Motiva a los empleados

Aplicar esfuerzos para mejorar la ruta de una empresa motiva a los trabajadores a lograr un nivel más alto de productividad.

3. ¿Qué tipos de benchmarking existen?

En la actualidad la aplicación de benchmarking en una empresa se puede llevar a cabo de diferentes maneras, ya que existen distintos tipos de benchmarking que permitirán a tu compañía escoger el modelo más adecuado a sus necesidades.

Por tanto, visto qué es benchmarking, veamos qué tipos existen.

3.1 El benchmarking competitivo

Es el más común. Para realizar el benchmarking de empresas competidoras hay que llevar la mirada fuera de tu negocio.

Esta técnica es la que estudia a otras compañías de tu mismo sector, es decir, los competidores directos con los que te disputas los mismos clientes.

Con este análisis se descubren sus prácticas, lo que ayuda a identificar los puntos débiles de tu compañía en lo que a servicios, estrategias y procesos se refiere.

3.2 Benchmarking interno

Cuando se realiza benchmarking interno se lleva a cabo una evaluación y análisis de una o más áreas de tu propia empresa. Esta comparación interna permite aclarar qué aspectos necesitan fortalecerse y cómo puede nutrirse un departamento de otro.

Un ejemplo de benchmarking interno en una empresa sería escoger el área que mejor desempeño tiene en algún aspecto, por ejemplo, comunicación. Se analizará qué es lo que hace que los otros departamentos no para que este tenga mayor éxito comunicativo.

3.3 Benchmarking internacional

El benchmarking internacional es otro de los ejemplos de benchmarking más interesantes. Dependiendo del sector, suele pasar que fuera de nuestras fronteras estén más avanzadas en metodologías y tecnologías.

Gracias a este método se puede tener una idea de cómo está el panorama de las empresas internacionales del mismo segmento.

Estar al tanto de ello puede ayudar a prever posibles tendencias que aún no estén implantadas en el país y adelantar a la competencia nacional.

3.4 Benchmarking funcional

El benchmarking funcional es el que permite estudiar a empresas que no son del sector de tu compañía.

Aun así, esto puede ser muy efectivo, pues se pueden tomar las estrategias de marketing de esas marcas que podrían traer insights interesantes para tu negocio.

3.5 Benchmarking genérico

En este caso, el benchmarking se centraría en analizar ciertos procesos concretos de otra compañía. Por ejemplo, la logística.

4. Fases para la aplicación de benchmarking en una empresa

Si estás pensando en llevar a cabo un análisis de benchmarking debes saber que hay varias etapas que tendrás que diseñar y ejecutar correctamente para que el proceso sea un éxito.

Estas son las fases para la aplicación de benchmarking en una empresa.

4.1 Empieza estudiando tu negocio

Analizar en profundidad tu propia compañía es esencial para establecer qué procesos internos o prácticas de las que estáis llevando a cabo deben mejorarse.

Observa bien los resultados de cada área, pero también echa mano de otros factores. Por ejemplo, el feedback de los clientes cuando este sea negativo sobre algún aspecto.

4.2 Elige el modelo de benchmarking

Sabiendo qué es el benchmarking y qué tipos existen, ahora tocará elegir el modelo a desarrollar.

Eso dependerá de tu objetivo y de quién vas a utilizar como referencia: una organización con perfil similar en tu territorio, en el extranjero, un departamento de tu propia compañía…

4.3 Selecciona las empresas a analizar

Sin ser en el benchmarking interno, en el resto de casos siempre vas a necesitar elegir a otras compañías para analizarlas. Seleccionarlas será la siguiente fase para la aplicación de benchmarking en una empresa.

Para que el estudio sea efectivo, se recomienda elegir de una a tres empresas. Además, lo adecuado es escoger aquellas que sean verdaderas líderes dentro del mercado y que hayan realizado acciones muy exitosas.

4.4 Definición de los datos a recoger

El siguiente paso sería concretar las informaciones que se van a recolectar para poder hacer las comparaciones pertinentes entre las empresas elegidas y la tuya.

4.5 Análisis de los datos recogidos

Cuando hayas definido los datos a recolectar, el siguiente paso será analizarlos.

Ten la mente abierta y deja de lado la negatividad si la magnitud de las diferencias es muy elevada. Si estás llevando a cabo este proceso es para que tu empresa mejore y para ello hay que ser consciente y aceptar los errores propios.

Luego, descubre todos los aspectos que puedes emplear y descarta los que no sean relevantes para ti o imposibles de aplicar.

4.6 Implementación de las mejoras

El último paso para la aplicación de benchmarking en una empresa es optimizar los procesos y prácticas con los datos recogidos. Para ello, tendrás que crear una planificación estratégica y un plan de acción.

Previo a ello es necesario elaborar un informe con las conclusiones obtenidas, así como las oportunidades que se han encontrado, los puntos a mejorar y las posibles amenazas para el negocio.

5. Cómo usar el benchmarking en tu estrategia de marketing digital

Está claro que el benchmarking tiene relevancia en cualquier proceso de mejora dentro de una organización, pero, ¿es importante dentro de las estrategias de marketing digital?

Por supuesto que sí, su importancia es muy destacable.

Las plataformas online evolucionan constantemente, así como las redes sociales. Eso provoca que el público también cambie su comportamiento rápidamente adaptándose a ellas.

Debido a esto, surgen de manera continua nuevas estrategias para las redes, los blogs, las páginas web, el email marketing, etc.

Aquellas empresas que estén al día de todo ello, estarán aplicando las tácticas y acciones más novedosas e interesantes en estos espacios digitales, por lo que realizar benchmarking para conocer lo que hace la competencia en este ámbito es esencial en tu estrategia de marketing digital.

Con este fin se puede analizar, por ejemplo las siguientes acciones:

  • Qué tono de voz usan las marcas con su público.
  • Qué canales tienen mayor engagement para cada compañía.
  • Opciones de diseño.
  • Contenido que comparten.
  • Cómo es la experiencia de usuario.
  • Inversión en anuncios dentro de esas plataformas.
  • Atención dedicada a cada uno de los canales.
  • Colaboraciones con otras empresas del mismo sector.

Aun así, es importante recordar que el análisis es una fase y la aplicación otra, y no siempre es necesario implementar las mismas estrategias de la competencia en lo digital. Es fundamental conocer cuáles son vuestras oportunidades, pero también saber cuáles se adaptan mejor a vuestra compañía.

6. Ejemplos de benchmarking populares

Uno de los ejemplos de benchmarking más conocidos es el de Starbucks. Teniendo en cuenta que uno de los factores más relevantes de su modelo de negocio es la preparación de sus cafés, decidieron fijarse en una empresa líder para seguir su ejemplo en la optimización del tiempo de elaboración de sus productos: Toyota.

Tras realizar el benchmarking, Starbucks implementó un nuevo plan de acción fundamentado en la mejora de los procesos para preparar sus bebidas. Este consistió en un rediseño del espacio de trabajo y en una nueva colocación de los utensilios y máquinas necesarias para ello. Con ello se mejoró casi un 20% del tiempo en la tarea.

Otro de los ejemplos de benchmarking famosos es el de Xerox.

A principios de los años 80 comenzaron a aparecer competidores que hicieron tambalear la compañía. Analizándolos se descubrió que había un gran retraso en todas las áreas estudiadas. Por ejemplo, tenía 9 veces más proveedores y les llevaba el doble de tiempo poner los productos en el mercado.

Por suerte, Xerox supo reaccionar bien y marcar sus nuevos objetivos y KPIs para llevar a cabo este seguimiento.

Para finalizar, queremos recalcar que es importante no temer el comparar tu empresa con las demás si el objetivo es aprender y mejorar.

En ese aspecto, como hemos visto, dentro de las estrategias de marketing digital es esencial analizar qué están haciendo los competidores que podría favorecer a tu compañía. Si tienes en cuenta esto puedes complementar tu análisis con la implementación de las últimas tendencias en marketing digital, algo en lo que nothingAD te puede ayudar como agencia especializada.

CTA
CTA description

Contáctanos