Skip to content

First Party Data, qué es y cómo sacarle provecho

Imagen post first party data
5/5 - (4 votos)

Llegar a tu público objetivo, mostrarle qué le puedes ofrecer y captar su atención, son tres claves del éxito para cualquier empresa. Desde nothingAD, como expertos en marketing queremos mostrarte por qué el First Party Data es fundamental para los anunciantes y también para tu negocio. Descubrirás cómo puedes sacarle el máximo partido.

1. First Party Data – ¿Qué es y para qué sirve?

El First Party Data son los datos que recopilas de los usuarios de tu sitio en Internet o de tu base de clientes. Es información que viene directamente a ti y que no ha pasado por otras manos. Nadie la ha filtrado ni cambiado. Es la fuente más valiosa con la que cuentas.

Aunque iremos profundizando más en esta cuestión en las siguientes líneas, los First Party Data te dan la mejor información y si sabes cómo utilizarla, podrás mejorar muchas de tus estrategias de marketing. Lo más importante es que crearás experiencias personalizadas que impacten a cada usuario que visite tu web. Sin que te conviertas en adivino, podrás incluso conocer cómo se comportarán en el futuro tus posibles clientes.

Además, son datos que obtienes de forma gratuita, siempre que tengas el consentimiento del usuario. Por eso, es importante valorarlos como se merecen. Solo así los tendrás en cuenta y les sacarás el máximo rendimiento.

Se pueden emplear de distintas maneras, para hacer publicidad, campañas de retargeting, experiencias personalizadas… y mucho más.

Botón para descargar ebook tendencias del Marketing Digital 2023

2. 1st, 2nd y 3rd Party Data: ¿qué las diferencia?

Aunque ya hemos visto algo en el apartado anterior, queremos responder a una pregunta que te puede surgir en algún momento: ¿Qué son los First, Second y Third Party Data y en qué se diferencian?

Vamos uno por uno. Aunque los First Party Data ya los conoces en parte, queremos seguir ampliando algunas cuestiones. También descubrirás que son los Second Party Data y los Third Party Data.

  • First Party Data

Como ya sabes, son los datos que recopila una empresa de sus propias fuentes y que a partir de ahí utiliza de diferentes formas. Hay distintos orígenes que puede tener esta información. Puede llegar de su propia web, de un programa de gestión de clientes o de las redes sociales, por citar algunos.

Son siempre fiables y muestran la interacción que se ha tenido con tu empresa. Son datos sobre usuarios que ya han demostrado algún interés por lo que ofreces o incluso de clientes.

No queremos extendernos mucho más, ya que iremos viendo qué implica el First Party Data en los próximos apartados.

  • Second Party Data

Los Second Party Data son datos que vienen de una segunda empresa. Unas veces se compran, pero es muy habitual que exista un intercambio entre compañías que venden productos complementarios, pero que no son competencia.

Con un ejemplo quedará más claro. Una empresa que se dedica a vender comida para mascotas puede intercambiar sus datos con una peluquería de animales o con una clínica veterinaria. Los acuerdos a los que se llegue son individuales y dependerán de muchas cuestiones.

Por supuesto, para que este intercambio se dé será imprescindible que los usuarios hayan dado su permiso. Se trata de que las empresas se faciliten entre sí las campañas publicitarias, pero también se busca que la persona tenga una información más completa de aquello que le interesa.

En el ejemplo anterior, alguien que tiene una mascota necesitará comida, pero también un servicio de peluquería o una clínica a la que llevar a su animal favorito. Es un recurso al que se le puede sacar un gran partido bien utilizado y sin que el usuario sienta que la publicidad es demasiado intrusiva. Hay que buscar siempre el equilibrio.

Los Second Party Data pueden combinarse muy bien con los datos que la web obtiene de sus propias fuentes. Pueden ayudar a llegar a un público más amplio, pero que al mismo tiempo está bien segmentado.

Eso sí, habrá que ver cómo les afecta las nuevas normativas en cuanto a protección de datos.

  • Third Party Data

Los Third Party Data son datos de terceros. Se consiguen de empresas externas que cuentan con sus propias cookies y que venden la información a otras. Ofrecen una gran información y facilitan datos muy específicos sobre los usuarios.

Han sido muy utilizados para obtener datos y crear campañas de todo tipo. Sin embargo, las diferentes leyes en cuanto a protección de datos han considerado que no era la mejor forma de actuar. Por eso, dejarán de existir muy pronto.

Si no has oído hablar todavía del Cookieless, es un término que debes conocer. Se refiere a que a partir de 2023 Google ya no permitirá el uso de cookies de terceros. Desaparece esta opción que ha sido muy útil para los anunciantes y para los encargados de los departamentos de marketing de las empresas.

Sin embargo, no es el fin, como ya hemos explicado en otro artículo de este blog. De hecho, es el principio de un nuevo camino que tiene muchas posibilidades. Te invitamos a leer todas las opciones que abre ante ti el Cookieless.

Además, este recurso hasta ahora es cierto que era muy útil, pero también existía una gran competencia entre las empresas. Es decir, muchos anunciantes obtenían datos muy similares y no siempre era fácil ser original. Con su desaparición, insistimos en que surgen nuevos retos, solo hay que aceptarlos y vencerlos.

3. ¿Cómo usar el First Party Data?

A estas alturas ya tienes mucha información sobre el First Party Data como concepto. También has descubierto otros datos de interés y hablando precisamente de datos, es el momento de saber cómo obtener y utilizar toda la información que tienes ante ti:

  • Recopila todos los datos que puedas.

    Dicen que la información es poder y seguro que tú no dudas de que es así. Por eso, tienes que recabar todos los datos que te sea posible de tus usuarios o clientes. Más adelante, analizaremos de dónde los puedes extraer. No obstante, de momento nos quedamos con el hecho de que debes desarrollar una estrategia óptima para contar con la mayor información posible.

  • Agrupa toda la información en un CRM.

Existen diferentes herramientas que te permiten recopilar toda la información que obtienes en un mismo contenedor, HubSpot y otras similares. Además, te facilita que los datos se ordenen de manera estructurada o no. Con un CRM no solo almacenas información, sino que luego puedes extraer los datos que vayas necesitando. Después, podrás darles el uso adecuado para conocer a tus posibles clientes o a quienes ya están consumiendo tus productos.

  • Experto en Business Intelligence.

Siguiendo la línea del punto anterior, los datos hay que saber utilizarlos. Por muchos que recopiles, sino cuentas con alguien que sepa exprimirlos bien, no te servirá de nada. Un experto en Business Intelligence podrá sacar el máximo rendimiento a esa cantidad ingente de datos. Es la clave para segmentarlos o saber cómo pueden comportarse tus usuarios en un futuro. Estos modelos predictivos te permitirán diseñar la estrategia de marketing que necesita tu empresa.

  • Ley de Protección de Datos.

Como sabes tus propios datos son una alternativa para la publicidad post-cookies. No obstante, es importante que estés al día de la Ley de Protección de Datos. Aunque ahora estés trabajando con la información que tú mismo recopilas, también debes pedir el consentimiento a tus usuarios para obtenerla. No lo olvides y cuenta con un buen asesoramiento al respecto para no tener problemas. Sabemos que en nuestro país este tema es muy delicado y hay que cumplir con todas las exigencias. También a nivel europeo se ha legislado e insistimos en lo mismo, conoce las leyes y cúmplelas.

Ahora ya sabes algunas claves para captar y usar First Party Data. En el próximo apartado queremos mostrarte esas fuentes de las que puedes extraer toda esta información y de las que ya hemos hablado. Es una de las cuestiones más importantes, así que presta atención.

 

4. ¿Cómo se pueden obtener datos propios?

Saber cómo obtener tus propios First Party Data es clave para aprovechar bien esta herramienta. Estas son algunas de las formas:

  • Información de tus suscriptores.

Puedes ofrecer diferentes suscripciones a tus usuarios, como a tu blog o a tu newsletter. De esta forma, obtendrás no solo información personal, sino también cuáles son sus gustos o intereses y como se relacionan con tu sitio en Internet.

  • Información de cómo actúan los usuarios en tu web.

Con las etiquetas adecuadas, podrás saber cómo actúa cada usuario en tu web. El tiempo que está en cada página, qué categorías visita, qué productos le interesan, qué compra…

  • Información sobre las compras.

Aunque ya lo hemos mencionado, queremos insistir en esta cuestión. Si tienes una tienda física es importante que compares las ventas que obtienes con las que te ofrece tu web. También puedes conocer qué productos triunfan, qué campañas promocionales son más impactantes o cuáles son los días de la semana que más se vende.

  • Información sobre los dispositivos.

Es importante conocer cómo navegan en tu web los usuarios. Hay algunas personas que casi todas sus consultas las hacen desde el móvil, pero a la hora de comprar prefieren hacerlo desde el ordenador. Es importante saber por qué actúan así. Te puede permitir pensar en introducir algunos cambios en las compras desde el teléfono que faciliten que se termine la operación. Es solo uno de los ejemplos del First Party Data y cómo puedes usar su información para optimizar las ventas.

  • Información de las redes sociales.

Las redes sociales profesionales facilitan información vital para las empresas. De hecho, algo tan sencillo como conocer el funcionamiento de cada publicación ya resulta muy útil. También puedes segmentar estos datos para descubrir cómo son tus usuarios y conocer sus intereses. Además, tendrás claro para qué utilizan esta herramienta o qué despierta su curiosidad.

  • Información de encuestas.

Sí, sabemos que las encuestas no suelen tener muy buena acogida entre los usuarios. En muchos casos, tienen la percepción de que están perdiendo el tiempo. Por eso, debes incentivar sus respuestas con sorteos, descuentos o promociones. Piensa que los datos que obtienes serán más fiables. Por no hablar de toda la rentabilidad que podrás sacar a esta información.

  • Información sobre el grado de satisfacción de tus clientes.

Es vital que conozcas si tus clientes han quedado satisfechos después de adquirir tus productos o servicios. Es también un tipo de encuesta, pero en este caso tiene el interés de que ya conocen tu forma de trabajar.

  • Información a través de los comentarios.

Es positivo que tus clientes dejen comentarios sobre su experiencia con tu empresa. Es verdad que alguno puede no ser positivo, pero te ofrece información valiosa. Además, los clientes leen todos estos comentarios. Quizás los negativos te sientas tentado a borrarlos, pero salvo que tengan el fin de hacer daño, una buena gestión de esas palabras puede ser beneficiosa para la imagen de tu negocio.

  • Información de tu servicio de atención al cliente.

Es otra de las herramientas claves para conocer las opiniones de tus clientes. Recopila todo lo que te comenten y si te es posible, haz grabaciones aleatorias para mejorar la obtención de datos a través de este medio.

  • Información de tu publicidad online.

Por supuesto, como interactúan los usuarios con la publicidad que les muestras es indispensable. Te permitirá conocer los formatos que más éxito tienen y también detectar errores.

  • Información del CRM.

Si cuentas con una herramienta de Gestión de Relación con Clientes, podrás obtener datos que te permitan saber cómo se mueve cada cliente desde que contacta con tu empresa hasta que realiza la compra, incluso después.

Nueva llamada a la acción

5. ¿Cuáles son las ventajas del First Party Data?

Ahora que ya sabes qué son y cómo obtener datos propios (First Party Data), no te puedes perder sus principales ventajas, son estas:

  • Todos los datos son legales.

El uso de los datos propios te ofrece todas las garantías que necesitas en cuanto a privacidad. Tú eres quien comprueba que se está cumpliendo las normativas y si trabajas bien, no tendrás ninguna clase de problema legal.

  • Consigues datos valiosos.

Sin duda, quienes visitan tu web son los usuarios que más posibilidades tienen de convertirse en tus clientes o quizás ya lo son. Por eso, todos los datos que obtienes son de gran valor. Cuando se trabaja con la información que te ofrecen otros, no siempre tienes esta seguridad.

  • Menos errores.

Abundando en lo que comentábamos en el punto anterior, los errores en la recopilación de datos se reducen al mínimo. Tu empresa es la fuente y no hay intermediarios.

  • Se reducen los costes.

Es cierto que obtener todos los datos que necesitas conlleva un trabajo, pero se reducen los costes asociados a cuando los consigues de un segundo o de un tercero.

  • Segmentar.

Los datos propios se pueden segmentar con las herramientas adecuadas para conocer a cada cliente y saber lo qué necesita.

  • Remarketing o Retargeting.

Con los datos propios podrás crear anuncios personalizados para quienes ya han tenido un contacto previo con tu web.

 

Ha llegado la hora de actuar. Ya sabes por qué el First Party Data es importante en tu estrategia de marketing digital y tienes que sacarle el máximo partido. En nothingAD podemos ayudarte a conseguirlo. ¿Quieres saber cómo? Ponte en contacto con nuestro equipo y descubrirás más sobre una herramienta que se ha vuelto imprescindible para las empresas. También para la tuya.

FAQs sobre el Método Agile

El método ágil es un enfoque para la gestión de proyectos y el desarrollo de software que se centra en la entrega continua de pequeñas partes funcionales del proyecto, en lugar de entregar un producto final completo después de un periodo prolongado de tiempo. 

Los métodos ágiles más populares incluyen Scrum, Kanban y el desarrollo de cascada ágil.

  • Mayor flexibilidad
  • Mayor colaboración y comunicación
  • Mayor productividad
  • Mejor calidad del producto
  • Mayor satisfacción del cliente
Suscríbete a nuestra newsletter aquí
CTA
CTA description

Contáctanos