Marketing de contenidos: La importancia de Alinear Producto y Contenido

ilus_contenido y producto

Esta es la regla de oro del marketing de contenidos: ofrece a tu cliente ideal el contenido que necesita, y hazlo de la forma más atractiva posible.

Dicho así parece algo muy sencillo, sin embargo la realidad es que, a la hora de desarrollar una técnica de marketing, muchas empresas lo pasan por alto y caen en el error de crear contenidos que responden a sus propias necesidades y no a las de su público.

En definitiva, no debemos perder de vista que una buena estrategia de marketing de contenidos en marketing digital es esa que está al servicio del público objetivo, de tu buyer persona, para ayudarle a resolver un problema o a satisfacer un deseo.

Si tu estrategia está bien planteada y es contenido de calidad, generará el interés de tu público o clientes potenciales, ganará su respeto y confianza y finalmente los convertirá en cliente. En resumen, lo conducirá hasta tu producto o servicio. ¿Y por qué? Porque tu contenido estará resolviendo el mismo problema que tu producto.

Toma nota, porque este es la gran oportunidad de la palabra contenido: estar alineado con el producto.

Marketing de Contenidos

Contenido alineado a los atributos del producto

El momento “¡Ah, por cierto…!”, es fruto de un contenido alineado al producto bajo nuestro punto de vista.

Si tu contenido y tu producto resuelven el mismo problema, satisfacen el mismo deseo o transmiten la misma emoción, tu público objetivo podrá experimentar tu producto a través de tu contenido. ¿Y qué es lo más valioso de todo?  Que se generará de manera natural uno de los momentos más claves del buyer journey: el momento “¡Ah, por cierto…!”

Hablamos de ese instante en el que podrás ofrecer tu producto presentándolo como una forma aún mejor de resolver el problema del cliente.  Cuando este haya experimentado lo suficiente tu contenido, habrá generado una gran confianza hacia tu empresa y, por tanto, será el momento propicio para sugerirle ir un paso más allá y adquirir el producto, es decir, algo que va a solventar su problema de manera aún más eficaz que el contenido que le has estado proporcionando.

Es evidente que para que se dé este momento debe existir una relación estrecha entre contenido y la definición de producto. Ambos tienen que estar alineados.  Veamos un ejemplo. Si una empresa comercializa un suplemento multivitamínico que ayuda a rendir más en épocas estresantes o de exámenes (problema que resuelve), sus tipos de contenidos deberían hacerlo igualmente. ¿Cómo? Pues dando información de valor sobre, por ejemplo, alimentos que ayudan a tener más energía, vitaminas que son más necesarias en épocas de mucho trabajo y cómo obtenerlas o consejos para descansar de forma reparadora.

En este contexto, el momento “¡Ah, por cierto!,  sonaría más o menos así: “Usted ha mostrado interés en mejorar su energía mediante los tips que le damos en nuestro contenido, por cierto ¿sabe cuál es la mejor forma de lograrlo? Eche un ojo a nuestro producto”.

Así pues la clave es que tu contenido sea (casi) tan innovador como tu producto en la resolución de un problema concreto o en la satisfacción de un deseo.  Y es aquí donde surge la siguiente cuestión.

estrategia de Inbound Marketing

¿Cómo lograr que tus contenidos sean innovadores?

¿Cómo generar contenido innovador (del mismo modo que tu producto lo es) ?

Una de las mejores definiciones de qué es ser innovador la dio el cofundador de Twitter, Evan Williams, cuando explicaba la fórmula para “construir una empresa en Internet de millones de dólares”. Según Williams la clave consiste en “identificar un deseo humano (preferiblemente uno que lleve ahí mucho tiempo) y utilizar la tecnología para reducir los pasos para llegar a él“. En otras palabras,  satisfacer un deseo humano de la forma más sencilla posible.

Pues bien, aunque Williams está hablando de empresas, esta misma estrategia simplificadora puede –y debe–  aplicarse al marketing de contenidos.

Así que el mejor contenido es el que está alineado con el producto y estos son los beneficios del marketing de contenidos:

  • Resuelve el mismo problema / satisface el mismo deseo que tu producto o servicio.
  • Reduce los pasos que un cliente debe dar para alcanzar lo que desea.

Vale, ya hemos explicado de qué manera un contenido resuelve el mismo deseo que el producto, pero… en cuanto al segundo requisito, el de la innovación a través de la simplificación, ¿cómo se consigue?

Una manera de hacerlo es:

  1. determinar el problema al que se enfrenta el cliente durante el ciclo de vida del producto
  2. Enumera cada uno de los pasos que debe dar hasta resolver dicho problema
  3. Pensar qué recursos de contenido puedes usar para eliminar o simplificar esos pasos en tu plan de contenidos y crear un calendario editorial.

Un marketing de contenidos alineado con el producto:

  • Facilita al cliente la satisfacción de un deseo o resolución de un problema, eliminando los pasos que este tiene que dar (es innovador).
  • Trata de resolver los mismos problemas que los productos
  • No pierde de vista que su objetivo es resolver un problema, y no vender un producto.

Ya has visto lo importante que es la creación y distribución de contenido alineado a tu producto, y cómo es fundamental para conseguir clientes.

Desde la Agencia de Marketing de contenidos NothingAD podemos ayudarte a construir una estrategia de contenidos sólida y alineada cien por cien con tu producto. ¡Llámanos y  trabajaremos para que obtengas los mejores resultados! 

Formulario Newsletter Posts

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete a nuestro email y recibe semanalmente nuestro boletin con los mejores artículos.
Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *